Sobre mi

 

Descubrí  la osteopatía buscando solucionar los cólicos que sufría mi hija. Lo que al principio apareció como un problema para nosotros, acabó despertando en mí un interés, que me llevó a embarcarme en una formación inicial de cuatro años. De esta manera surgió mi interés por esta disciplina que mientras estaba estudiando me llevó a descubrir otras terapias como la acupuntura, en las que también me formé, para ahora, diez años después, intentar integrar todo lo aprendido y ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida y aliviar sus dolencias.

 

Intentando coger de cada uno de mis profesores lo mejor, con el paso del tiempo he ido creando mi propia técnica para adaptarla al reto que supone cada nuevo paciente, aprendiendo a escuchar y entender las

 

 

circunstancias sociales y personales que rodean a cada uno de ellos, para conseguir restablecer de forma óptima tanto su parte física como emocional.

 

 

La información sobre salud contenida en la web EN NINGUN CASO sustituye la relación médico – paciente y en caso de duda,  debe ser consultada con el médico especialista de referencia.